ANTES
DESPUES

Con el láser NanoYag no es necesario utilizar anestesia obteniendo un corte que no sangra y que no requiere ser suturado. Esto conduce a una excelente cicatrización del tejido en tiempos sorprendentemente cortos. La ventaja es sin dudar de la ausencia total de sangrado y la reducción de la retracción de la cicatriz.

Gracias a la emisión superpulsada se puede intervenir en problemas como
• Gingivectomías
• Frenulectomía
• Escisiones
• Resuelven rápidamente patologías de las membranas mucosas como aftas, herpes, leucoplasias, líquenes, épulis.